martes, 3 de mayo de 2011

Telergia. El poder de la mente y los ectoplasmas.



Es por todos sabido que a lo largo de la historia las culturas han buscado en la mitología, la religión y otras creencias una respuesta a las situaciones imposibles de comprender bajo los códigos existentes en esos momentos. Estas culturas adjudicaron este tipo de fenómenos a dioses o entidades superiores pero hay quien piensa, y más en los tiempos que corren, que un gran porcentaje de esta fenomenología inexplicable y difícil de comprobar por medios científicos es producido por el ser humano, y más concretamente por la herramienta más poderosa y que menos utilizamos en toda su capacidad, el cerebro.

Se desconoce si es el cerebro de donde parte esa energía psíquica o telequinesis que mencionaba antes o si esta energía está presente en la psiquis o en el ambiente, pero a pesar de esto puede ser producida por alguna parte física o energética de una persona y a esta energía de la que hablo se le da el nombre de telergia.

Se considera telergia la energía psíquica con la que se realizan los fenómenos paranormales y mágicos, por lo que el ectoplasma vendría a ser telergia más o menos moldeada como proyección del espíritu o del fantasma invocado. Según la metafísica, las capacidades extrasensoriales son producto del uso de la telergia, que alguien que posea un mayor control de sus capacidades es capaz de dominar.

Es por esto que a pesar de que los estudios de parasicología y metafísica no niegan la posibilidad de existencia de la telergia, apuntan a que no se trata de manifestaciones del más allá, sino que esta energía psíquica, presente en individuos con una preparación espiritual, emocional y física mayor que el resto, es tan poderosa que todas las manifestaciones paranormales como poltergeist o fantasmas son fruto de un uso inconsciente de la telergia y, por lo tanto, producidas por la mente de algún ser humano.



(escrito por M.A.Delgado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario